Vampiros descodificados – Nosferatu el Vampiro & El Misterio de Salem´s Lot

754

La figura del Vampiro, es una de las criaturas mitológicas que mas fascinación producen en la cultura popular, generando todo tipo de libros, cómics, series de TV, películas, videojuegos …  Una fiebre que ya comienza en el siglo 19, cuando autores como Gautier o o Baudelaire se vieron atraídos por las historias de vampiros, durante la proliferación de historias de terror de la época.

Sobre el tema hay una gran cantidad de bibliografía disponible, por lo que voy a centrarme en su descodificación, es decir, en descifrar que se esconde detrás de la figura del vampiro.

Para ello, he elegido la figura del vampiro como un “no muerto, un cadáver viviente”, no como un miembro de la alta sociedad, que lleva una doble vida – al estilo del conde Drácula u otros vampiros modernos donde se busca una glamorización del personaje – y que en ocasiones lucha por recuperar su humanidad.

He elegido las películas – y mini serie – “Nosferatu, una sinfonía del horror “ y “El Misterio de Salems Lot” por ser las mejores representantes del vampiro mas cercano al concepto original, zombificado, terrorífico, y desprovisto de humanidad.

Dos versiones de cada una de ellas están disponibles, la original, y un remake mas moderno. Las dos películas y miniseries están muy bien, pero mi preferencia son las originales.

Origen y descodificación

Las leyendas vampíricas datan del antiguo Egipto, relacionadas con el “ka” o doble que cada hombre poseía. En el momento de la muerte, el ka vivía con el cuerpo en la tumba y era visitado por el “khu” o cuerpo espiritual, que sí se separaba del cuerpo. Para que este “ka” o doble, permaneciera en la tumba – sobre todo en Assyria –  y no vagara por las tumbas, se le proporcionaba comida y bebida en cantidades suficientes.

En el siglo 19, el concepto Egipcio evoluciona a la figura fantasmal o criatura, que se levanta de las tumbas para alimentarse de la sangre y carne humana. Historias como Drácula o Varney el Vampiro, tienen gran éxito entre el público de la época –  hasta nuestros días.

Esta modernización del vampiro hacia el consumo de la sangre, tiene mucho que ver con la simbología de la sangre como “fuente de la vida”, donde esta se identifica con “el alma”, conectando con las sociedades herméticas de la época. Es conocido que Bran Stoker – autor de Drácula – era iniciado de la orden hermética “Golden Dawn”, por lo que es fácil deducir que era conocedor de esta simbología, y que influyó su obra de forma considerable.

Misterio de Salem´s Lot 2004, Miniserie de Stephen King

Tanto en “Nosferatu” como en “Dracula, de Bram Stoker” y “Salem´s Lot”, hay simbología oculta y común a las tres. Predomina la lucha del bien contra el mal, la luz contra la oscuridad – simbolizada por los colores negro/blanco que se pueden observar en los suelos de Nosferatu, el color negro del vampiro y el blanco de las víctimas, el sol y la luna, Drácula contra Van Helsing … – que también conecta con las enseñanzas de las ordenes herméticas.

 

 

Misterio de Salem´s Lot o Phantasma 2, Miniserie de Stephen King

Mas interesante me parece – y mas oculta – es la figura del vampiro como agente corruptor y disruptivo de la cultura occidental. Las sociedades herméticas a las que pertenecía Stoker, defendían el misticismo Oriental pre-cristiano frente a la cultura Judeo Cristiana – Occidental. No es de extrañar, entonces, que el vampiro se traslade en barco desde Europa Oriental a Inglaterra, llevando consigo un gran número de ratas, que simbolizan la enfermedad, plagas y la muerte. Esto resuena con la “plaga de la peste negra“, que asoló Europa en el siglo catorce, matando a millones de personas.

 

El vampiro opera por un lado, como un elemento transgresor de la cultura dominante a un nivel esotérico e intelectual – provocando una muerte simbólica – y a un nivel mas externo, propagando la muerte física mediante plagas, o por su mano.

No es muy distinto, por tanto, a una presunta plaga que pudiera propagarse a nivel mundial mediante el transporte aéreo, que hemos visto en películas como “12 Monos”. Un avión y un barco, después de todo, no son tan diferentes – los dos navegan en un fluido, y han sido elementos disruptores, en sus respectivas épocas.

Hemos asistido los últimos años, sin embargo, a un declive de la figura del vampiro frente a la del “zombie“. En mi opinión, aparte de la saturación debido a ciertas sagas fílmicas, es debido a que estamos asistiendo a una creciente influencia del canibalismo en la cultura, representadas por un lado por “los zombies” – que no olvidemos, se alimentan de carne humana – y por otro, por gente corriente, que de una manera u otra “se inician” en este consumo.

 

 

Este blog esta creado bajo Creative Commons. Con atribución, gracias 🙂

Creative Commons Attribution – NonCommercial – ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License

Atribuciones

Fotografías tomadas de Internet, usadas bajo el “Fair Use” para análisis y fines meramente educativos, sin intención de infracción de copyright.

Igualmente, como en el resto del blog, las ideas y teorías que se exponen, son solo para la investigación, crítica y educación sobre temas alternativos, simbología, tecnología o conspiración, para la inspiración de los lectores. En ningún caso se intenta perjudicar o reducir la audiencia de los artistas, famosos o productos.

Deja un comentario